Gracias por tu visita desde

jueves, 3 de mayo de 2007

DONDE NO LLEGAN LOS SUEÑOS

Nacemos sin saber nada
y poco a poco aprendemos.
Caminamos sin perdernos
a través de las miradas
que nos guían como en sueños,
que nos elevan sin alas.

La vida es como una escala,
subimos sin detenernos
y por temor a perdernos
no atendemos a palabras
que escritas en el recuerdo
permanecen olvidadas.

Y cuando el dolor nos clava
sus puñales en el cuerpo
se nos rompe algo por dentro,
nuestro universo se para
y dormimos en silencio
por no enterarnos de nada.

Con la mirada clavada
donde no llegan los sueños
nos perdemos sin quererlo
mientras los años se escapan
y amanecemos de nuevo
naciendo sin saber nada.

J. Massanet

No hay comentarios:

También visto en el blog: